Comprensión lectora para el éxito escolar

| 0

Paqui Vega Rivero, presidenta de FANUESCA

Desde las federaciones de padres y madres de alumnos buscamos cómo colaborar en la vida de los centros educativos y, especialmente, cómo contribuir modestamente a la mejora de la calidad del sistema de enseñanza y a una mejor formación de los estudiantes, de nuestros hijos e hijas, pero por extensión de todos los chicos y chicas en edad escolar.

Es cierto que algunos miembros de la comunidad educativa perciben a los integrantes de las AMPAs desde la perspectiva de ser el colectivo organizador de las actividades extraescolares; pero sabemos que somos mucho más que eso.

En Santa Lucía, un municipio del sureste de Gran Canaria de unos 75.000 habitantes, su federación (Fanuesca) tomó hace unos pocos años una iniciativa que nos parecía que respondía a alguna de las necesidades más acuciantes de nuestro alumnado.

Decidimos entonces poner en marcha un proyecto de Comprensión Lectora que incidiera sobre nuestra población escolar y que colaborara en incrementar los niveles de nuestros chicos y chicas, en los que habíamos detectado relevantes déficits en este ámbito, para facilitarles sus aprendizajes y mayores niveles de éxito escolar.

Si no se entiende lo que se lee es imposible llegar al fondo de un problema matemático, el análisis de un texto literario o los elementos de un debate filosófico. La falta de una adecuada comprensión lectora deriva en desánimo y fracaso.

Por el contrario, cuando se está trabajando correctamente la comprensión lectora ésta actúa como una linterna que va desvelando los puntos oscuros de un texto, que potencia el gusto por la propia lectura y que va desarrollando, además, un pensamiento crítico.

“Si no se entiende lo que se lee es imposible llegar al fondo de un problema matemático, el análisis de un texto literario o los elementos de un debate filosófico. La falta de una adecuada comprensión lectora deriva en desánimo y fracaso.”

Como señala el catedrático de Psicología de la Universidad de La Laguna Luís A. García García, “yo defiendo la teoría del “Clip” y del “Clan”: cuando alguien habla y nosotros lo entendemos, estamos haciendo “Clip” (comprender, asentir con la cabeza…). Esto quiere decir que la comprensión es un mecanismo cognitivo. No es algo conductual, un elemento de hacer. Sabemos si alguien nos está comprendiendo, si hacemos lo que él llama “Clip”. Esto nos lleva a pensar que la sensación del llamado “Clip” es buena, porque me puedo anticipar haciendo preguntas antes de que termine lo que se está explicando. Ese es el “Clip” de comprensión”.

Y continúa, “No obstante, todo “Clip” tiene un “Clan”, que es la sensación de cuando no entendemos algo. Por ejemplo, si empezamos a hablar inglés con alguien que domina el idioma y nosotros no, los primeros minutos haríamos el esfuerzo para intentar entender algo, pero desistiríamos al cabo de un ratito porque no podemos entender. Esa sensación es lo que se denomina “Clan”, la sensación de fracaso. El no poder, el no entender nada… Si trasladamos eso al contexto educativo, podemos encontrar alumnos y alumnas que al abrir un libro lean el primer párrafo y hagan “Clip”, pero a medida que leen, si no entienden, tiene la sensación de “Clan” y cierran el libro. Esto a su vez genera una autoestima negativa en el alumnado. Tenemos que asociar la comprensión lectora a una sensación positiva de “Clip” y no negativa del “Clan”…”

“Nuestro empeño es potenciar los impulsos positivos y facilitar que el alumnado cuente con herramientas adecuadas para comprender un texto y extraer de él las principales ideas, fase inicial que luego permitirá alcanzar mayores niveles de autonomía en los procesos de aprendizaje. Estimulando la capacidad de reflexión y crítica, imprescindible para cualquier actividad en la vida. Potenciando la expresión oral y la capacidad de expresar y defender ideas, aspectos cada vez más importantes y aún insuficientemente tratados por nuestro sistema educativo.”

Ese era y es nuestro empeño, potenciar los impulsos positivos y facilitar que el alumnado cuente con herramientas adecuadas para comprender un texto y extraer de él las principales ideas, fase inicial que luego permitirá alcanzar mayores niveles de autonomía en los procesos de aprendizaje. Estimulando la capacidad de reflexión y crítica, imprescindible para cualquier actividad en la vida. Potenciando la expresión oral y la capacidad de expresar y defender ideas, aspectos cada vez más importantes y aún insuficientemente tratados por nuestro sistema educativo.

La experiencia de Comprensión Lectora que hemos puesto en marcha en los centros educativos de Santa Lucía está contribuyendo al apoyo efectivo a aquellos estudiantes con dificultades en esta materia, mejorando su rendimiento escolar.