Entrevista a José Luis Pazos

publicado en: Entrevista | 0

foto_si_300La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA) es una entidad social, no confesional, progresista e independiente, que trabaja por una escuela pública de calidad, lograr el éxito escolar de todo el alumnado, democratizar la enseñanza y mejorar las condiciones de la infancia. Es la mayor confederación de APAS de todo el Estado, pues agrupa a cerca de 11.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de la enseñanza no universitaria. Por ello, es el interlocutor principal de los padres y madres ante el Ministerio de Educación en sus negociaciones sobre las acciones y políticas a impulsar en el sistema educativo.

Sus objetivos generales son:

  • La escolarización gratuita de 0 a 18 años dentro de la red pública, incluyendo las actividades complementarias y extraescolares, los libros y demás materiales, así como los servicios de comedor y transporte.
  • Una escuela democrática y participativa, con la intervención en su gestión de madres, padres y alumnado mediante sus asociaciones.
  • El éxito escolar de todos los niños y niñas, mediante una educación que atienda a la diversidad y garantice la igualdad de oportunidades.
  • Una educación humanista y científica, orientada al pleno desarrollo de la personalidad y al fomento de hábitos intelectuales y de trabajo, y del espíritu crítico.
  • Una escuela moderna, orientada a la adquisición de competencias básicas por parte del alumnado y que utilice las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Una escuela que forme en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, en los valores de la paz y la solidaridad, y en el ejercicio de la tolerancia y la libertad.
  • Una escuela laica, donde el adoctrinamiento esté totalmente desterrado.
  • Una educación obligatoria que capacite para el ejercicio de una profesión o para la continuación de estudios superiores, dentro de una concepción amplia de “formación a lo largo de toda la vida”, así como para el disfrute del ocio.

Para conocer más sobre los objetivos actuales de CEAPA, entrevistamos al nuevo presidente, José Luis Pazos Jiménez.

 

  1. ¿Cuál es la labor de CEAPA?

Construir la escuela pública diariamente para conseguir un sistema educativo que consiga el éxito personal, social y educativo de todo el alumnado, mediante acciones informativas, formativas, legislativas y de movilización social.

  1. ¿Cuáles son las principales preocupaciones de las familias sobre el actual sistema educativo?

En este momento, las reválidas ocupan buena parte de las preocupaciones de las familias. De forma permanente en el tiempo, el modelo educativo, que es cuestionado en muchos de sus aspectos. La falta de inversión y la ausencia, o mínima existencia, de becas y ayudas para las familias que las necesitan, son también materia de muchas reivindicaciones y movilizaciones. Y, por supuesto, la necesidad de eliminar la LOMCE y todo lo que forma parte de su modelo educativo.

  1. ¿Cómo es y cómo debería ser la participación de las familias en los centros escolares?

Debe ser democrática, real y efectiva. Aún no hemos pasado, salvo raras excepciones, de una participación puramente testimonial e interesada para que organicemos y financiemos actividades festivas o de parche ante los agujeros que tiene el sistema educativo.

  1. ¿Es necesaria una mayor participación de las familias en la escuela?

Sí, siempre. Pero participación real, que es mucho más que asistir a reuniones en los que otros nos cuentan lo que están haciendo o, mejor dicho, lo que consideran que deben contar de lo que están haciendo. Los padres y madres tenemos el derecho constitucional a controlar y gestionar los centros educativos sostenidos con fondos públicos y eso es mucho más que ir cuando nos llaman.

  1. ¿Qué inquietudes transmiten las familias que forman parte de las asociaciones?

Sobre todo la falta de consideración que el sistema tiene a la labor de estas asociaciones. En un sistema educativo en el que existe un victimismo corporativo bastante negativo por parte de otros sectores, que argumentan siempre que se sienten atacados para intentar evitar que se hable de su función en la educación, las asociaciones tienen motivos sobrados para quejarse y, sin embargo, suelen asumir esta situación de falta de consideración con mucha paciencia.

  1. ¿Qué retos tienen las APAS actualmente? ¿Qué necesidades tienen como movimiento asociativo?

Necesitan apoyo normativo y económico real. La participación presencial es muy complicada en la sociedad que vivimos y las nuevas formas de relacionarse no la favorecen. Si las Administraciones no entienden el valor de la participación de la sociedad, o pero aún si luchan contra ella, no podemos construir la sociedad de forma colectiva. El apoyo de todos y todas a su labor en los centros es imprescindible para la buena marcha de estos.

  1. ¿De qué forma pueden contribuir los centros educativos a una mayor participación real y efectiva de las familias?

En realidad, la pregunta es ¿cómo conseguimos que el resto de los sectores asuman de una vez que somos parte de los centros educativos? En la escuela pública, las familias, en tanto que sociedad, somos los propietarios de los centros educativos y el resto de actores están al servicio de dicha sociedad. El problema radica en las propias familias, que no ejercen su papel y asumen el control y gestión de los centros públicos. Es difícil sí, pero solo lo conseguiremos con un cambio en el enfoque de la relación interna en los centros educativos.

  1. ¿Y los principales retos?

Cambiar las dinámicas y las rutinas de un sistema educativo que ya no da respuesta al alumnado actual. Debemos cambiar el modelo educativo y lo debemos hacer entre todos y todas. El cambio puede que no empiece en los centros, sino en el marco general que establece la legislación, pero sin el cambio en todos y cada uno de los centros, el marco general está abocado al desastre.

  1. ¿Qué objetivos se plantea CEAPA para los próximos años?

El cambio de modelo educativo. Tenemos que construir la escuela del siglo XXI, aún seguimos con la del XX en aulas diseñadas en el XIX. Y formar a los padres y madres para contribuir de forma decisiva a ese cambio.

  1. ¿Qué acciones tienen previstas desde CEAPA para 2017?

Diversas campañas, estudios y actividades, pero somos conscientes que la necesidad de buscar un pacto educativo que logre dar forma a una nueva ley educativa que elimine la LOMCE y el modelo que ésta ley impone, se llevará una muy buena parte del tiempo del que se dispone en un movimiento voluntario como el nuestro.

  1. ¿Cómo es la situación de la educación en España? ¿Qué le parece el actual sistema educativo?

En este momento nos encontramos ante las amenazas que ha traído la LOMCE y estamos intentando evitar el destrozo que provoca el modelo que impone la misma. Tenemos un sistema educativo que nos ha valido para llegar hasta aquí pero que ya no responde a las necesidades del alumnado actual. Seguimos instruyendo al alumnado mediante arcaicos sistemas de memorización y vomito de conocimientos desconectados en los exámenes, pero debemos dar el paso y empezar a educar de forma integral, que es algo que algunos centros educativos están realizando, o cuando menos intentando, pero que el sistema educativo ni busca ni potencia de forma global.

  1. ¿Cuáles han sido los principales avances y logros en la educación en las últimas décadas?

En las últimas cuatro décadas hemos pasado de tener una sociedad con altas tasas de analfabetismo y bajos porcentajes de alumnado que llegaba a la universidad, a la actual en la que se ha invertido la situación. Tenemos la juventud mejor formada de nuestra historia y eso es mérito de toda la sociedad y fruto de la labor de ésta y de la escuela de la que nos hemos dotado. Hemos ampliado la escolarización para hacerla universal hasta los dieciséis años pero ahora falta cambiar el derecho a la escolarización por el derecho a la educación, que algunos sectores lo confundan de forma interesada, no es lo mismo.

  1. ¿Cuáles cree que son los principales problemas actuales de la enseñanza pública?

El alejamiento del mundo real. El alumnado no conecta con lo que ocurre en su aula y eso le aleja del proceso educativo. No le encuentran la utilidad a la mayoría de lo que hacen durante los años de escolarización, conviven con ello y la mayoría lo acaba superando, pero no les motiva a disfrutar con el reto apasionante de aprender a ser, a pensar y a crear conocimiento.

  1. ¿Cuáles los puntos fuertes? ¿Y los aspectos a mejorar?

Los puntos fuertes de nuestro modelo educativo se encuentran ligados al mensaje, aunque sea en demasiadas ocasiones solo sobre la teoría, de construir la escuela pública entre todos y todas. Los aspectos a mejorar son muchos, ha llegado el momento de no seguir parcheando sino de construirlo de nuevo por entero.

  1. ¿Qué mejoras generales propondría para abordarlos?

Todas aquellas que pongan de verdad al alumnado en el centro de la actuación educadora. No se trata de trabajar para el alumnado, sino en hacerle el protagonista principal de todo lo que ocurra. Se deben revisar todos los procesos desde esa óptica.

  1. ¿Qué han supuesto los últimos años para nuestro sistema educativo? ¿Qué balance hace de la gestión educativa del Gobierno?

Han sido demoledores. Han destrozado buena parte de lo construido, han expulsado a mucho alumnado del sistema educativo, en especial en la educación superior, y han privatizado todo lo que han podido el sistema educativo. El balance en claramente nefasto.

  1. ¿Cómo han afectado los recortes en la educación y en la igualdad de oportunidades para conseguir el éxito escolar?

Los efectos sobre el éxito escolar del alumnado tardan tiempo en visualizarse, eso lo sabe bien el Gobierno, por eso no tiene preocupación en destrozar el modelo, porque los resultados negativos los cosecharán estadísticamente otros y no tendrán que dar cuentas de ellos los causantes. Debe tenerse en cuenta que la implantación de la LOMCE se está terminando ahora y la mayoría del alumnado que llega ahora a las etapas superiores no han convivido con la LOMCE.

  1. ¿Espera algún cambio con el nuevo equipo y en esta nueva legislatura?

No en líneas generales, salvo aquellas a las que le obligue un Congreso de los Diputados en el que no tiene la mayoría absoluta el partido que sustenta principalmente al Gobierno y lo que le obliguemos a asumir por la acción de los movimientos sociales, algo que debemos hacer con fuerza si realmente queremos defender el derecho a la educación.

  1. ¿Cree que habrá más diálogo y consenso?

Sobre el papel sí, pero para que exista diálogo se debe encontrar algo más que un espacio común en el que hablar y una posición de oír sin escuchar lo que se dice. En cualquier caso, esta legislatura no es la de un Gobierno que marque cuándo se dialoga y de qué, sino de un tiempo en el que eso lo tenemos que marcar las organizaciones sociales que tenemos presencia en la educación.

  1. ¿Qué opinión tiene del actual Ministro de Educación? ¿Cuál es la relación con CEAPA?

Es una personal cordial en el trato, lo lleva aprendido por su profesión y su experiencia, al ser diplomático de carrera. Ahora tiene que demostrar que tiene algo más dentro. La relación, dado que solo hemos mantenido una reunión desde que ha sido elegido, es meramente formal y casi inexistente.

  1. ¿Cree que habrá nuevos recortes en Educación con los nuevos ajustes que pide Bruselas?

Depende de que seamos capaces de condicionar al Gobierno en ese sentido o no. Desde luego la presión social debe caminar en el sentido de evitarlos y el Congreso de los Diputados, es decir toda la oposición, tiene que hacer bien su papel.

  1. ¿Cuáles cree que han de ser los objetivos educativos prioritarios en los próximos años?

Encontrar un modelo que no se conforme con dejar en la cuneta a uno de cada cinco alumnos y alumnas, poniendo en marcha procesos de educación integral y que ahora no existen con carácter general.

  1. ¿Qué necesitaría una ley orgánica de educación? ¿Qué aspectos principales consideras que habría de recoger? ¿Qué debería contemplar una reforma educativa?

Necesita sentido común. Debe contemplar, como se ha dicho anteriormente, un cambio de modelo completo, para pasar de instruir a educar en la construcción de conocimiento.

  1. ¿Cree que se podrá caminar seriamente hacia un pacto educativo?

Social sí, político no salvo que sea para asumir el social. Sinceramente, creo que nuestros representantes políticos, con carácter general, ahora mismo no están a la altura de las circunstancias, aunque hay muchas personas que tienen esa responsabilidad que están muy cansados del papel que se les obliga a tener en muchas ocasiones. Necesitamos una revolución de los buenos políticos, esos que se creen de verdad que son servidores públicos, que son una buena parte de los y las que tenemos, para que desalojen al resto, a esos que no viven para la política sino de ella.

  1. ¿Cómo cree que será la sociedad que vivan los alumnos y alumnas en el futuro?

Es difícil responder a esa pregunta, necesitaría tener unas altas dosis de adivinización. No obstante, algo sí sabemos: no será como la actual en la inmensa mayoría de las cuestiones, lo que nos tiene que hacer pensar en que nada de lo que hasta ahora hemos hecho debe ser mantenido sin más, y caminamos a una sociedad en la que en lugar de instruir para trabajar, debemos educar para existir, porque es muy cuestionable que el ser humano tenga como objetivo vital futuro el trabajar tal y como lo entendemos en la actualidad. Tenemos que empezar a educar para el no trabajo.

  1. ¿Cuál es su opinión sobre el currículo escolar?

Como el de la inmensa mayoría, está sobrecargado, desconectado de la realidad y muy ideologizado.

  1. ¿Y sobre la inclusión de la religión en el currículo?

Una anomalía histórica que debe ser corregida eliminando el adoctrinamiento de las aulas.

  1. ¿Cree que es necesario un debate sobre la estructuración de los tiempos escolares para adecuarlos a las necesidades del alumnado y del modelo educativo?

Por supuesto. En este momento están orientados a la organización escolar y supeditada a las condiciones laborales del profesorado. Si algo no es así, entonces es que está vinculado a las necesidades laborales de las familias. Lo único que no está presente cuando se le da forma a los tiempos escolares, son las necesidades del alumnado.

  1. ¿Qué le parece el nuevo calendario escolar que ha sido iniciado en Cantabria?

Tiene elementos novedosos en nuestro país, pero ofrece muchas dudas sobre su eficacia pensando en lo mejor para el alumnado. Incrementar los momentos vinculados por la evaluación puede convertirse en más exámenes para el alumnado, lo que sería negativo. Habrá que estar atentos a la evaluación que se haga cuando finalice el primer año de aplicación.

  1. ¿Qué medidas son importantes para que la escuela sea realmente compensadora de igualdades?

Cambiar el enfoque según el cual el alumnado tiene que hacer solo fuera de la escuela lo que no se ha realizado dentro del aula. Es el centro educativo el que debe garantizar el éxito de todo el alumnado, mediante actuaciones de apoyo, refuerzo y atención individualizada. Y abandonar la idea de que fracasa el alumnado porque, en realidad, fracasa el sistema. Cualquier proceso o método cuyo fracaso con una parte del alumnado se justifique cargando la responsabilidad del fracaso en el alumnado, debe cambiarse o, en su caso, eliminarse.

  1. ¿Qué aspectos son importantes para conseguir una escuela inclusiva?

Descartar cualquier medida que no esté pensada para ser eficaz con todo tipo de alumnado. Es posible, aunque exige más trabajo y, por lo tanto, más recursos. Si una escuela no es inclusiva, entonces no es escuela, es guardería.

  1. ¿Qué opina tiene acerca del debate sobre la jornada escolar (continua o partida)?

Que la jornada continua genera más problemas en la educación que la jornada partida. Lo demuestran los datos que existen sobre ambas jornadas. De todas formas, los tiempos escolares son mucho más que el tipo de jornada y, por tanto, es posible construir una buena escuela con ambos tipos de jornada para los docentes y para una parte de las familias, pero para el alumnado es mejor la jornada partida. Eso sí, ninguna es perfecta.

  1. ¿Cuál es el modelo de comedores escolares que defiende CEAPA? ¿Cómo ha sido su evolución?

Apostamos por comedores escolares que incluyan cocinas propias en los centros que permitan la elaboración diaria en ellos de la comida, así como hace posible que se utilicen alimentos frescos de productores cercanos y alimentos ecológicos que no llevan ningún tipo de conservante por ser innecesario en este modelo. Los comedores escolares deben ser parte del proceso educativo, en especial en las edades más tempranas. Sin embargo, la evolución de los servicios de comedor no ha caminado en ese sentido, por eso tenemos que cambiar las dinámicas.

  1. ¿Qué opina acerca de la compra de los libros de texto por partes de las familias?

Que supone la vulneración más flagrante del mandato de gratuidad de la enseñanza que figura en el artículo 27 de la Constitución Española. Además, los libros de texto deben ser superados ya por materiales y soportes audiovisuales.

  1. ¿Qué aspectos se debería tener en cuenta para mejorar la convivencia en los centros educativos?

Los niños y las niñas nacen con la predisposición para ser personas dispuestas a convivir y relacionarse. Los argumentos que luego aparecen para romper la convivencia son la consecuencia de la construcción adulta. Durante el proceso educativo enseñamos a los niños y las niñas a que aprendan a rechazar, etiquetar, separar, obviar, odiar,… Necesitamos cambiar el comportamiento adulto para evitar que eso siga sucediendo con las generaciones que se van incorporando a la sociedad. Es vital la educación para la ciudadanía activa porque si algo tiene que hacer bien la escuela es construir ciudadanos y ciudadanas que contribuyan al bien común.

  1. ¿Cuáles son las claves para abordar el acoso escolar?

Trabajar la convivencia y la gestión adecuada de los sentimientos. La mayoría de los problemas de acoso tienen su origen en un tratamiento inadecuado de estos y en situaciones previas de mala convivencia familiar o escolar. No se puede actuar solo cuando todo ha fallado y tratar de sancionar el fracaso como si los culpables de dicho fracaso solo fueran los menores. Cuando los menores fallan, los adultos ya hemos fracasado antes con ellos y ellas. En lugar de buscar culpables, debemos encontrar soluciones.

  1. ¿Cuál es su opinión sobre las pruebas de evaluación externas?

Externas al aula pero internas del propio sistema pueden ser buenas si buscan una evaluación formativa que permita detectar fallos del sistema e implementar soluciones a estos fallos, realizando evaluaciones muéstrales de todos los actores del sistema, Administración incluida. Si por externa entendemos que entidades privadas vengan a poner nota a las escuelas, deben rechazarse este tipo de pruebas, que son habitualmente las que nos quieren imponer.

  1. ¿Por qué están en contra de las reválidas? ¿Cree que las últimas reivindicaciones han influido en la decisión posterior del Gobierno de que no contara la nota?

Porque hace recaer los fallos del sistema educativo en el sector más débil, el alumnado. Las reválidas suponen desconfianza ante todos los actores pero sólo se evalúa al alumnado y, además, se hace de forma injusta. Y la injusticia se debe combatir siempre.

  1. ¿Cuáles son los principales argumentos en la defensa de eliminar los deberes escolares?

La ruptura de la igualdad de oportunidades que provocan, el mantenimiento de un modelo arcaico de instrucción que impide conseguir un verdadero sistema educativo que impulse el placer por aprender y la pérdida de ocio, tiempo libre y salud de los menores.

  1. ¿Cómo valora los resultados de la campaña que ha realizado CEAPA?

Es una campaña que está en marcha pero, de momento, los resultados son óptimos. Queríamos abrir el debate de forma definitiva sobre este asunto y lo hemos conseguido. Queríamos sensibilizar sobre la situación actual que vive el alumnado de forma injusta y hemos logrado hacerlo en una parte muy importante de la sociedad. Y queríamos recuperar tiempo libre para nuestros hijos e hijas y esto, aunque despacio, también lo estamos empezando a conseguir. El resultado no se puede ver de otra manera que no sea como un éxito.

Print Friendly, PDF & Email