Erradicar la malnutrición infantil en la Comunidad de Madrid, bien merece una ILP

Logo FAPA Madrid

FAPA Madrid “Giner de los Ríos”

9 Foto Articulo FAPA Madrid Revista 120 CEAPALa FAPA Francisco Giner de los Ríos presentó una Iniciativa Legislativa Popular ante la Asamblea de Madrid, aportando en la misma un borrador de ley con objeto de erradicar la malnutrición infantil en la Comunidad de Madrid, utilizando para ello todas las medidas posibles, especialmente la apertura de los comedores escolares en los días no lectivos para que sean usados como espacios públicos cercanos a los menores afectados y sus familias.

Numerosos informes alertan sobre los altos niveles de malnutrición infantil en España, derivados del alto número de personas que se encuentran por debajo del umbral de pobreza establecido y que se cifran, en el caso de los menores de edad españoles, en un mínimo de 2,25 millones en el conjunto del Estado, estando el 33,8% de ellos y ellas en el borde de la exclusión social.

En la Comunidad de Madrid reside una parte muy importante de estos menores, y la mala situación económica actual en la que viven muchas familias las deja en una situación tan delicada que la del comedor escolar es la única comida adecuada que sus hijas e hijos pueden obtener diariamente, siempre que puedan acceder a dicho servicio. El cierre de comedores escolares durante los periodos de vacaciones, especialmente durante el veraniego, deja a las familias sin acceso a dicho servicio y, con ello, a sus hijos e hijas sin la alimentación adecuada que reciben en los centros educativos.

El Pleno de la Asamblea de Madrid, en sesión ordinaria celebrada el día 5 de junio de 2014, aprobó una Resolución en la que instó al Gobierno de la Comunidad de Madrid a elaborar un plan de lucha contra la malnutrición infantil. La negativa del Gobierno Autonómico anterior a atender el mandato de la Asamblea llevó a la FAPA a poner en marcha la ILP mencionada.
Finalizado el periodo dado para la recogida de las firmas necesarias, la FAPA ha entregado un total de 50.449 firmas en el Registro de la Asamblea, superando el mínimo exigido. Ahora le toca a la Asamblea de Madrid continuar la tramitación y, sobre todo, garantizar los derechos de los menores.