Una escuela rural pública que crece e invita a crecer

logo_fapa_segovia

FEDAMPA Segovia

Fomentar y difundir las buenas prácticas en la escuela pública es, sin duda, una buena manera de apostar por su crecimiento. En una época de recortes y centros concertados alejados de la gratuidad, que da de lado a la escuela pública y, en especial, a la escuela rural, hay experiencias que, por su calidad y valor, conviene destacar.

Son experiencias que nos ayudan a recordar que en la escuela pública también se innova, que existen centros en los que las familias participan de manera activa, y cuyo profesorado se involucra hasta lo más profundo en la tarea de guiar y acompañar a niños y niñas en un proceso de aprendizaje estimulante que se desarrolla sobre la base de “aprender haciendo”. Continuar

Por qué no hace falta ir a Filadelfia para gestionar un comedor en Torrecaballeros

logo_fapa_segoviaFEDAMPA Segovia

 

La gestión local de los comedores mejoraría la calidad de la comida y generaría empleo local

Vivimos en una tierra rica en productos gastronómicos y repleta de profesionales de la hostelería. Sin embargo, docenas de comedores escolares están gestionados por una multinacional con sede en Filadelfia que opera en cuatro continentes. Es sólo un ejemplo; el cuidado y la alimentación de los niños están quedando, más y más, a cargo de grandes corporaciones. La calidad de la comida se resiente, así como las oportunidades de generar empleo local. Buscamos apoyo político para cambiar un modelo que prima la reducción de costes frente a cualquier otro aspecto. Estas preocupaciones no son exclusivas de Castilla y León. En Aragón, Andalucía o El País Vasco existen las mismas reivindicaciones.

Continuar

Cómo conseguir una educación pública de calidad en condiciones de desigualdad

logo_fapa_segoviaFEDAMPA Segovia


4_5_FAPA_segoviaFEDAMPA reivindica una educación pública de calidad, y rechaza la apuesta de las Administraciones por la escuela privada (concertada), lo que conlleva menos recursos económicos, materiales y personales para la enseñanza pública.

Con frecuencia, la federación recibe denuncias de sus socios acerca de sustituciones tardías del profesorado, falta de materiales, recursos tecnológicos obsoletos, instalaciones ruinosas, deficiencias en el transporte o menús con gusanos. Problemas que se acusan todavía más en la no menos importante, pero sí menos visible, escuela rural.

Los centros públicos de nuestra provincia y la educación que en ellos se imparte se está deteriorando progresivamente, ya que la Administración, que es la encargada de protegerla, se está dedicando a dañar los pilares que la sustentan: una enseñanza de calidad, con herramientas de calidad e instalaciones de calidad. Continuar